Uncategorized

HUANCAYA Paraiso Terrenal

Huancaya es un hermoso destino, ubicado en Yautos, departamento de Lima. Junto con los pueblos de Vilca y Laraos conforman el circuito turístico de la Reserva Paisajística Nor Yauyos-Cochas. Huancaya y sus alrededores son una escapada perfecta de fin de semana largo, perfecto para descubrir su belleza natural, su historia y cultura.

Huancaya posee un amplio abanico de actividades para hacer, prácticamente todas en contacto con la naturaleza. Las opciones son muchas: armar un campamento al aire libre, dar paseos a caballo, hacer rutas de senderismo, pasear por el pueblo, subir a los miradores y mucho más. Pero, sin dudas que el gran protagonista del lugar es el río Cañete, del cual surgen cascadas preciosas y lagunas. Gracias a esto, las opciones se amplían: paseos en bote, canotaje y pesca terminan de completar la amplia oferta turística de Huancaya.
Tanto Huancaya y Vilca poseen una ubicación geográfica privilegiada sobre una quebrada, en la orilla del río Yauyos, lo cual les regala hermosas vistas naturales.

RECORRIENDO EL PUEBLO DE HUANCAYA

Huancaya es dueña de algunos de los paisajes más bellos del Perú, en gran parte debido a su cercanía al río Cañete, famoso por el color turquesa de sus aguas. Se la conoce también como caza de piedra o huancayahuaín y, antiguamente fue parte de los pueblos pre-incas de la sierra de Lima. Actualmente, es el pueblo más visitado de Lima por su entorno natural increíble.
A medida que comiences a recorrer su centro poblado irás descubriendo rincones llenos de historias y tradiciones. Algunos de sus mayores atractivos culturales y arquitectónicos son la iglesia principal, el Palacio Municipal y el Museo de Sitio, en donde conocerás la historia de los antiguos pobladores de Huancayawain. El museo alberga una colección interesante de piezas de cerámicas, incluso restos humanos conservados, que permiten reconstruir el pasado prehispánico de esta región. También, te llamará la atención la calidez de sus habitantes, que harán de tu estadía una experiencia de lo más placentera.

La Iglesia Matriz de Huancaya posee un estilo colonial y su interior aloja grandes altares pintados en pan de oro e impresionantes imágenes de Cristo y de San Juan Bautista, el patrón del lugar.
Una buena alternativa es hacer un City Tour Nocturno, que permite visitar la Casa de la Cultura, el Museo de Sitio y las cascadas de Cabracancha.
Otra cosa que no puedes dejar de hacer en Huancaya es dar un paseo por el puente estilo colonial que se alza sobre las bellas cascadas de Cabracancha, desde donde te deleitarás con las mejores vistas de la reserva.

Paseo en bote por la LAGUNA DE HUALLHUA
Esta hermosa laguna de color turquesa forma parte de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas y nace del río Cañete, cuya agua cristalina es apta para el baño, aunque las temperaturas pueden ser bastante frías. Un recorrido por esta laguna que está rodeada de hermosos paisajes es una actividad imprescindible para hacer en Huancaya.

Además, durante el trayecto hacia la laguna pasarás por varios miradores muy bonitos, zonas de bosque y algunos puentes. Además, la laguna de Huallhua está rodeada de una atmósfera de misticismo, cuentos y leyendas. Según una antigua creencia popular, la laguna es habitada por una sirena que reclama el pago de ofrendas para portarse bien, tanto con los locales como con turistas. Más allá de eso, el lugar posee el encanto propio de esos sitios que aún no han sido explotados por la mano del hombre y conservan su estado más puro.

En la laguna pueden practicarse diversas actividades, así como apreciar la fauna del lugar, representada principalmente por las truchas, garzas, yanavicos, huallata y patos silvestres. Las mejores actividades para hacer allí son paseos en bote y canotaje en canoas artesanales dirigidas por los pobladores.

Caminata por la Reserva Nor Yauyos Cochas
La Reserva Nor Yauyos Cochas abarca los distritos de Miraflores, Tanta, Vitis, Huancaya, Alis, Laraos Tomas y Carania, en la provincia de Yauyos. Sus más de 220 mil hectáreas protegen la cuenca alta del río Cañete y la cuenca del río Pachacayo y todo el ecosistema que las rodea. Alberga sitios cargados de una gran belleza y singularidad, en el cual además viven varias comunidades campesinas.

El acceso a la reserva se realiza a través de dos ejes principales: la Carretera Panamericana Sur (que une Lima con San Vicente de Cañete) y la Carretera Central (que une Lima y La Oroya), ambas asfaltadas y en buenas condiciones. Por medio de caminos secundarios que conectan ambas carreteras es posible recorrer los paisajes imponentes de la reserva.

Actividades para hacer dentro de la reserva:
Caminatas,
pesca deportiva,
andinismo,
espeleología,
observación de aves,
paseos en bicicleta.
Como ya te dijimos, la principal zona turística y recreativa se encuentra en los alrededores de Vitis, Huancaya y Vilca, como es el caso de Marcatupe y la laguna Piquecocha. También puedes visitar sitios arqueológicos, como el de Huamanmarca o las impresionantes andenerías de Laraos, Carania y Vitis. Tampoco dejes de disfrutar de las pinturas rupestres de Cuchimachay en Tanta.

Los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre no pueden dejar de realizar un recorrido por los senderos de la Reserva Nor Yauyos Cochas. Una de las rutas más recomendadas es hacia la cueva Pumacocha, en la localidad de Laraos. Esta caverna es famosa por ser la segunda más profunda de América del Sur, ubicada a 4400 metros sobre el nivel de mar y con un desnivel vertical de 630 metros. En la misma localidad también podrás visitar la cueva Qaqa Mach’ay, la más alta del mundo, ubicada a 4930 metros sobre el nivel del mar y de 125 metros de profundidad.

El sendero Cotosqui War te llevará por la zona baja de las cascadas de Carhuayno. Una ruta privilegiada para presenciar las caídas de agua y los colores de las lagunas. A lo largo del trayecto te cansarás de tomar fotografías, una más bonita que la otra.

LOS MIRADORES DE VILCA
Vilca es una localidad anexo de Huancaya. Se caracteriza por sus calles empedradas de estilo colonial, atractivos como la plaza principal y por poseer las cascadas más impresionantes de la zona. También se encuentran allí la laguna de Papacocha y el “Bosque del amor”’, dos atractivos naturales rodeados de totorales y cascadas.

El Bosque del amor se ubica a modo de represa natural, vertiendo sus aguas en forma de cascadas hacia la Laguna Papacocha, que luego se continúa con el trayecto del Río Huarqo. El lugar lleva este nombre por una antigua leyenda, según la cual una pareja de enamorados que vivía en Vilca al no ser aceptados por sus familias huyeron a la laguna Papacocha. Desde allí se habrían lanzado desde una altura mortal, para ser felices por siempre.

Una de las mejores cosas para hacer en Vilca es visitar sus miradores. El mirador de San Cristóbal es uno de los más famosos y se encuentra a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar. Te imaginarás las vistas que tendrás desde allí. Para llegar debes hacer un camino un poco exigente, ya que sube por unas escaleras y un camino empedrado hasta llegar al punto más alto. Sin embargo, la panorámica con la cual te encontrarás es tan hermosa que vale la pena el sacrificio. Otro de los miradores de Vilca es Canta Gallo, que posee unas vistas privilegiadas del Bosque del Amor y la Laguna Papacocha, de la cual se desprenden varias cascadas.

A modo de resumen, podríamos organizar los atractivos turísticos de Huancaya y Vilca de la siguiente manera:
Cascadas: si bien son muchas, las más famosas son:
Cabracancha,
Chin Chan y
Pucacha.

Lagunas: todas se caracterizan por el intenso color turquesa de sus aguas. Las más famosas son:
Huallhua,
Cajahore,
Huancacruz y
Papacocha.

Cataratas: las más notables son:
Carhuayno
Paccha

Restos arqueológicos: además de ver momias en el museo de Huancaya puedes visitar los restos arqueológicos de:
Huancayahuain,
Jupa y
Cantusha

¿Cómo llegar a Huancaya desde Lima?
Si viajas desde la capital peruana en bus debes hacer el siguiente itinerario. Primero, tomar un bus hacia Cañete en un viaje que lleva unas 3 horas y recorre algunos de los paisajes más bellos de Perú. Desde Cañete puedes tomar una combi que vaya a Imperial y desde allí tomar otro bus en dirección a Yauyos. Finalmente, desde allí tomar un trasporte hacia Huancaya. Sí, es todo un viaje, sin embargo, los paisajes te mantendrán entretenido.

¿Cómo es el clima en Huancaya? Mejor época para viajar
El pueblo Huancaya se caracteriza por tener un clima andino durante todo el año, con dos estaciones bien definidas. Desde mayo a diciembre es la temporada seca, momento en que las temperaturas son más agradables y el sol brilla con más intensidad. Si bien durante Semana Santa Huancaya es un destino popular, la mejor época para visitar este destino es la que va desde de junio y setiembre. En esta época las temperaturas son ideales para hacer actividades al aire libre. Por las noches la temperatura desciende unos cuantos grados, por lo que no olvides llevar abrigo.
La época más lluviosa va desde enero a abril, concentrándose la mayor cantidad de precipitaciones en las horas de la tarde. Durante estos meses las tardes y noches son aún más fríos. La temperatura media en Huancaya ronda los 13ºC, aunque puede variar entre los 8º y 22ºc.

Tips a tener en cuenta antes de viajar a Huancaya
Una buena planificación es la clave de un viaje exitoso, en donde disfrutar sea lo único permitido. Por eso mismo, te traemos una serie de recomendaciones que no debes pasar por alto a la hora de planear el viaje:
Recuerda, en Huancaya hace frío. No olvides llevar pantalones largos, suficiente abrigo, guantes, bufandas y gorros si eres de los más friolentos o viajas con niños. Si decides viajar en verano ten en cuenta que suele haber lluvias intensas, así que ve preparado para eso. También será importante llevar calzando cómodo y cerrado, ya que vas a caminar mucho.
Cámara o celular con memoria. Créenos que no dejarás de tomar fotografías.
Protector solar y gafas, ya que durante las mañanas el sol pega fuerte.
Otra cosa a tener en cuenta es que en Huancaya no hay hoteles de lujo, más bien posadas sencillas que son atendidas por los lugareños. Sin embargo, cuentan con los servicios básicos y la atención es muy buena. Otra opción muy utilizada por los viajeros es ir de cámping, ya que cuentas con varias opciones. En ese caso, asegúrate de llevar todo lo necesario para acampar y no pasar frío.
Las comidas típicas de la zona
No puedes visitar Huancaya y no probar los productos típicos de esta zona. Por ejemplo, el popular plato a base de truchas fritas acompañado de arroz y ensaladas. La gastronomía de este pueblo es un verdadero viaje, en la cual reina el picante de cuy, el ceviche de trucha, la pachamanca y el carnero al palo. Si buscas dulces, entonces prueba la humita, que consiste en granos de maíz molidos con azúcar, envueltos en hojas y cocido en horno casero; o la exquisita mazamorra de calabaza.

Otra tradición, es comenzar el día con un plato muy popular: el Chupe verde. Esta la sopa típica se elabora con habas verdes, abundante queso, fideos, papa verde y leche fresca.

Aquí termina nuestro viaje por Huancaya, esperamos que lo hayas disfrutado y que la información te ayude a planificar tu viaje. Ya lo sabes, algunos de los paisajes más bellos de Perú se encuentran aquí, así que no dudes en incluirlo en tu lista de destinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.